Free Your Mind voluntaryist.com
Home
Support Us
New WordPress Site
Español
Fundamentals
How I Became a Voluntaryist
Action
Articles
Classics
Homeschooling
Non-Voting
Gold, Silver, and About Our Coins
Property & Ideas
Taxation is Theft
Non-Violence
Anarchism
History
Robert LeFevre
Lysander Spooner
Table of Contents & Archives
Subscriptions & Backissues
Contact
Links
Books for Sale
Journal of Libertarian Studies
Quotes
Bibliography
FAQ
Your Comments

Fundamentos del Voluntaryismo

Introducción
Epistemológico
Económico
Moral
Ley Natural
Medios-Fin
Coherencia
Integridad

Introducción

La doctrina del Voluntaryismo propone que las relaciones entre las personas solo deben ser establecidas por medio de un consentimiento mutuo, o que de lo contrario no existan. Esta representa el medio, el fin y la comprensión. El Voluntaryismo no aboga por una forma específica en la que los acuerdos voluntarios se deban de llevar a cabo; más sólo propone que la fuerza coersiva debe ser abandonada para que los individuos en la sociedad puedan prosperar. Debido a que los medios son los que determinan el fin, el objetivo de una sociedad voluntaria debe ser alcanzado solo voluntariamente. La gente no puede ser obligada hacia la libertad. Por lo tanto, el uso del mercado libre, la educación, la persuasión, y la resistencia no-violenta son las principales formas de cambiar las ideas acerca del Estado. El entendimiento Voluntaryista, es de que la tiranía del gobierno se basa en la aceptación popular y explica por qué los medios Voluntaristas son suficientes para alcanzar este fin.

El Argumento Epistemológico

La violencia nunca es un medio hacia el conocimiento. Como Isabel Paterson lo explica en su libro, El Dios de la Máquina, "No hay edicto de ley que le pueda otorgar a un individuo alguna facultad que la naturaleza le haya negado. Una orden del Gobierno no puede reparar la fractura de una pierna, pero sí puede ordenar la mutilación de una miembro del cuerpo. No se puede otorgar la inteligencia, pero sí puede prohibir el uso de la inteligencia." O como Baldy Harper solía decir, "No se le puede disparar una verdad!" El proponente de cualquier forma de violencia invasiva se encuentra en una situación lógica precaria. La coacción no convence, ni tampoco es ningún tipo de argumento. William Godwin señaló que la fuerza "es contraria a la naturaleza del intelecto, que no puede ser mejorada por convicción o persuasión", y "si el que emplea la coerción en contra de mí podría moldearme a efectos de su argumento, sin duda, el orador... pretende castigarme, no porque su argumento sea fuerte pero realmente me castiga, por lo débil que es". La violencia no contiene ninguna de las energías que ayudan a mejorar la sociedad civilizada. En el mejor de los casos, sólo es capaz de ampliar las condiciones materiales de solo unas pocas personas, mientras que reduce las oportunidades de la mayoría de los demás.

El Argumento Económico

La gente participa en el intercambio voluntario ya que anticipan la mejoría de su suerte. Las únicas personas capaces de juzgar los méritos de un intercambio son las partes involucradas en él. La Voluntaryiedad ocurre naturalmente si nadie hace nada para detenerla. La interacción del intercambio de bienes y de propiedad natural resulta en un sistema de precios del mercado libre que contiene la información necesaria para las decisiones económicas inteligentes. El Intervencionismo y colectivismo hace del cálculo económico una tarea imposible, ya que perturban el sistema de precios del mercado libre. Incluso la más mínima intervención del gobierno lleva problemas que justifican la convocatoria de más y más intervención. Además, las economías "controladas" no dejan lugar a nuevas invenciones, nuevos modos de hacer las cosas, o para las situaciones "imprevisibles e impredecibles." La libre competencia en el mercado es un proceso de aprendizaje que nos lleva a resultados que nadie puede saber de antemano. No hay forma de saber cuánto daño se ha hecho y se seguirá haciendo debido a estas restricciones políticas.

El Argumento Moral

El principio de Voluntaryiedad nos asegura que, si bien podemos tener la posibilidad de elegir el peor de entre los casos, también tenemos la posibilidad de elegir el mejor. Nos proporciona la oportunidad de hacer las cosas mejor, aunque no garantiza los resultados. Nos dicta que si bien nosotros no debemos de imponer nuestras ideas de lo que es "mejor" a otras persona por medio la fuerza, que tampoco nadie tiene el derecho imponernos sus ideales en nosotros. El uso de la coerción para alcanzar la virtud elimina tal posibilidad, porque para ser moral, el acto que debe estar exento de coacción. Si una persona se ve obligada a actuar de determinada manera (o es amenazada con sanciones por el gobierno), entonces dicho comportamiento carece totalmente de virtud. La libertad de elección es un ingrediente necesario para el logro de la virtud. Siempre que haya la oportunidad para una buena vida, el riesgo de una mala también debe ser aceptada.

El Argumento de La Ley Natural

El sentido común y la razón nos dice que nada puede ser verdadero solo por disposición legislativa sin antes ya ser verdadero por naturaleza. Epicteto, el estoico, instó a los hombres a desafiar a los tiranos de tal manera que se ponga en duda la necesidad del propio gobierno. "Si el Gobierno les manda a hacer algo opuesto a su voluntad, entonces el gobierno debe ser desafiado. Mas si se les dice hacer lo que su voluntad les dicte entonces de cualquier modo el gobierno no es necesario". Del mismo modo que no se requiere un Estado para que se dicte lo que está bien o mal en el cultivo de alimentos, fabricación de textiles, o en la fabricación de acero, tampoco se necesita de un gobierno que dicte normas y procedimientos en cualquiera de los campos de acción. "A pesar de la legislatura, la nieve caerá cuando el sol está en Capricornio, y las plantas florecerán cuando está en Cáncer".

El Argumento Medios-Fin

Aunque algunos bienes y servicios son necesarios para nuestra supervivencia, no es indispensable que sean proporcionados por el gobierno. Los Voluntaryistas se oponen al Estado porque utiliza medios coercitivos. Los medios son la semilla que brotan en la flor para dar vida a los frutos. Es imposible plantar la semilla de la coacción y, a continuación, sacar la flor de la Voluntaryiedad. El coersionista siempre propone obligar a las personas a hacer algo, por lo general por medio de la aprobación de leyes o la elección de los políticos a cargo. Estas leyes y sus funcionarios dependen de la violencia física para hacer valer sus voluntades. Los medios Voluntaryos, como la resistencia pacífica, por ejemplo, no violan los derechos de nadie. Estos sólo sirven para anular las leyes y los políticos haciendo caso omiso de ellos. El Voluntaryismo no requiere de personas que derroquen su gobierno por medio de la violencia, o que utilicen el proceso electoral para cambiarlo; sólo que dejarán de apoyar su gobierno, por lo que este caerá muerto por su propio peso. Si uno se ocupa de los medios, el fin se cuidara por sí mismo.

El Argumento de la Coherencia

Es muy común notar que los medios utilizados para alcanzar un objetivo deben ser coherentes. Es imposible "librar una guerra para hacer la paz" o "luchar en contra de la política convirtiéndose uno mismo en político " La libertad y la propiedad privada son conceptos totales e indivisibles que están **en peligro*** dondequiera y siempre que el Estado exista. Dado que todas las cosas están relacionadas entre sí en nuestro complicado mundo social, si la libertad o la propiedad privada de hombre puede ser violada (independientemente de la justificación) entonces la libertad y la propiedad de cada hombre también están de igual forma en peligro. El hombre superior sólo puede estar seguro de su libertad si el hombre inferior está seguro de sus derechos. A menudo olvidamos que solo podemos asegurar nuestra libertad cuidándola del más infame y odioso entre nosotros, y no permitir precedentes que puedan ser usados en nuestra contra.

El Argumento de la Integridad, Auto-control, y de la Corrupción

Es un hecho de la naturaleza humana que la única persona que puede pensar con nuestro cerebro es uno mismo. Ninguna persona debe ser obligada a hacer algo en contra su voluntad, porque cada persona es responsable en última instancia de sus propios actos. Los gobiernos tratan de aterrorizar a las personas y someterlas a su tiranía apresando sus cuerpos para tratar de destruir su espíritu. Esta estrategia no tiene éxito en contra de la persona que alberga la estoica actitud hacia la vida, y que se niega a permitir que el dolor pueda perturbar la ecuanimidad de su mente, y el ejercicio de la razón. El gobierno puede destruir el cuerpo o la propiedad de uno, mas no puede dañar la filosofía de la vida.

Además, el Voluntaryista rechaza el uso del poder político, ya que sólo puede ser ejercido mediante la aprobación implícita del uso de la violencia para lograr sus fines. El poder para hacer el bien a otros es también el poder para hacer el mal. El poder para obligar a las personas, para controlar sus vidas, es de lo que el poder político se trata. Viola todos los principios básicos del Voluntaryismo: la fuerza no hace a la razón, el fin nunca justifica los medios, ni puede una persona interferir coactivamente en la vida de otra. Incluso la más pequeña cantidad del poder político es peligrosa. En primer lugar, ***porque reduce la capacidad de liderar la vida a su propia manera a solo un pequeño grupo de personas***. En segundo lugar, y más importante desde el punto de vista